La diputada provincial, Claudia Panzardi, especificó en el programa “Tarde de Ciudad”,  que con su proyecto de ley sobre Acoso Callejero, “lo que sancionamos ayer (miércoles) es la modificación del Código de Faltas de la Provincia”.

Sobre el particular señaló que, “se propone sanciones que van desde un arresto de 30 días, multas equivalentes a 5 salarios mínimos, y se prevé la posibilidad de que el juez interviniente pueda llevar a la persona que incurra en esta falta a rehabilitarse”.

El objetivo es “resguardar el derecho que tiene cualquier persona”, indicó; y a la vez destacó que, “más del 80% de las personas que sufren este tipo de faltas son las mujeres”.

Habla luego del proceso para llegar a determinar este tipo de faltas o contravenciones, pero especifica que “no se habla de delito porque allí va por otro camino porque interviene el Código Penal”.

En cuanto al origen de su inquietud, que derivó en el proyecto aprobado en la Legislatura, dijo que “esto surge de casos que uno conoce, de la experiencia. No debe haber mujer que no haya pasado por una situación difícil”, y en general, “estamos hablando de lugares privados de uso público, donde uno puede participar o moverse libremente y nadie tiene derecho a este tipo de violencia”.

Tras lamentar que “anoche hubo un nuevo caso de femicidio en la provincia del Chaco”, señaló que este nueva Ley de Acoso Callejero, “son pequeños pasos que vamos dando las mujeres en su conjunto.

Panzardi estimó además que se deben “visibilizar cuestiones de violencia, que muchas veces se dan en el ámbito laboral, o en el familiar”; sosteniendo que ello, “hace mucho a la educación. Creo que es fundamental. Tampoco es que nadie va a poder decirte que linda que sos”, aclara.

Para la legisladora, hay que “confiar en el criterio de los jueces”, quienes “juntan todos los elementos probatorios antes de llegar a una sentencia”. “Nuestra misión es proveer a la justicia de los elementos legales para su trabajo”, marcó.

Luego narró caso de una mujer a quien un grupo de personas le decía cosas en la vía pública, que denunció y una cámara de seguridad del lugar sirvió como prueba. “Hay que hacer la denuncia, aportando todos los datos necesarios para que la justicia pueda llevar adelante la investigación. También ayuda la denuncia pública”, explicando que hace poco se identificó a una persona, protagonista de un caso violento, a través de las redes sociales.

Insistió en que, “no podemos esperar a que alguien mate a otro, viole o abuse, para denunciar”. Finalmente, dijo que la sanción del acoso callejero “es una muy buena manera de educar”, concluyendo en la necesidad de enseñar “a nuestros hijos para que no sean violentos y tengan un buen comportamiento, y nuestra sociedad pueda crecer en valores”.